• Fono +56(2) 2892 2800
PORTABILIDAD FINANCIERA

 slidePortabilidad  


ABIF_secciones

La portabilidad financiera es un mecanismo establecido por ley que simplifica y facilita una serie de procesos de cierre y apertura de productos financieros y traspasos de deuda de una entidad financiera a otra por mandato del cliente.
Con esta ley se busca promover la portabilidad financiera, facilitando que las personas o las micro y pequeñas empresas se cambien por conveniencia de un proveedor de servicios financieros a otro proveedor, o de un producto o servicio financiero vigente a otro nuevo contratado con el mismo proveedor.

Los clientes pueden cambiarse de un banco u otra institución financiera de manera más fácil,  simple y con un gran ahorro de tiempo. En la industria bancaria será posible realizar la solicitud y recibir la oferta de portabilidad de manera totalmente digital, con lo cual el cliente no necesita ir a una sucursal.

Se pueden portar cuentas corrientes y cuentas vista; créditos rotativos como las líneas de crédito y las tarjetas de crédito; y créditos en cuotas, como los créditos hipotecarios, de consumo y comerciales.

El único requisito es ser el titular de los productos financieros que se quieren portar, y presentar una “Solicitud de Portabilidad Financiera” en la institución financiera en la cual el cliente , llenando el formulario para iniciar el proceso, el que todas las instituciones financieras deben tener disponible es sus sitios web. 
El proceso de portabilidad no tiene costos para el cliente, lo que incluye la solicitud de portabilidad, la emisión de certificados de liquidación y la gestión de cierre de productos. Sin embargo, el refinanciamiento de ciertos productos está sujeto a comisiones de prepago, y a otros gastos externos como notarios y Conservadores de Bienes Raíces.

La portabilidad financiera puede tener dos modalidades: portabilidad sin subrogación y portabilidad con subrogación

  1. Portabilidad sin subrogación: Es cuando el cliente contrata productos o servicios financieros con un nuevo proveedor y pone término a uno o más productos o servicios financieros que el cliente mantenía vigentes con el proveedor inicial, extinguiendo de este modo todas las garantías o cauciones que contemplaban dichos productos o servicios para asegurar su pago.
  2. Portabilidad con subrogación: El cliente contrata un nuevo crédito con un nuevo proveedor con la finalidad de pagar un crédito que mantenía con un proveedor inicial, produciéndose con ello una subrogación especial de crédito. 

Sí. El proceso de portabilidad financiera puede hacerse tanto entre productos o servicios financieros otorgados por distintos proveedores, como entre productos o servicios financieros otorgados por el mismo proveedor.


ABIF_secciones2

Los pasos del proceso son los siguientes:

Paso 1: El cliente interesado en iniciar un proceso de portabilidad debe realizar una “Solicitud de Portabilidad” en el nuevo proveedor financiero. El cliente puede adjuntar un “Certificado de Liquidación” obtenido con su proveedor inicial o bien, como parte del proceso de portabilidad, el nuevo proveedor puede hacer esa gestión en el proveedor inicial por cuenta del cliente. Los proveedores financieros deben emitir los certificados de liquidación solicitados en un plazo máximo de 5 días hábiles bancarios.

Paso 2: Una vez recibida una “Solicitud de Portabilidad”, el nuevo proveedor le entregará al cliente un comprobante de ingreso, indicando el número de ingreso de la solicitud de portabilidad. Adicionalmente, el nuevo proveedor podrá requerir al cliente otros antecedentes necesarios para la evaluación crediticia y poder así formular una oferta.

Paso 3: Si el nuevo proveedor decide perseverar con el proceso de portabilidad, le presenta al cliente una o más ofertas de portabilidad, las que tendrán una vigencia de al menos 7 días hábiles bancarios.

Paso 4: Una vez firmado los contratos respectivos, las cuentas corrientes, líneas de crédito y tarjetas de créditos creados en el nuevo proveedor quedarán disponibles para el cliente a más tardar al día hábil bancario siguiente.

Paso 5: Una vez firmado los contratos respectivos, el nuevo proveedor tiene un plazo máximo de 6 días hábiles bancarios para pagar al proveedor inicial, por cuenta del cliente, los créditos originales y así ejecutar el mandato de término. Al momento del pago ocurre la subrogación especial del crédito, cuando así se haya establecido.

Paso 6:  Una vez realizado los pagos e instruido el cierre de productos al proveedor inicial, el nuevo proveedor le rendirá cuenta al cliente de las gestiones realizadas, mediante un certificado y acompañando copia de las comunicaciones entre el proveedor inicial y nuevo proveedor.

Sí. El cliente puede arrepentirse antes de la firma de los contratos de la aceptación de la oferta respecto de uno o más contratos de productos o servicios ofrecidos. Este arrepentimiento lo debe comunicar por escrito a la nueva entidad financiera, o bien se entenderá dicho arrepentimiento si los contratos no son celebrados dentro del plazo de suscripción definidos en la oferta de portabilidad.

Si el cliente se arrepiente, el nuevo proveedor estará obligado a devolverle cualquier suma abonada, relacionada a dichos productos o servicios, dentro de los cinco días hábiles bancarios siguientes, reteniendo sólo el monto que corresponda a servicios ya prestados y rindiendo cuenta de estos.

En la industria bancaria será posible realizar la solicitud y recibir la oferta de portabilidad de manera totalmente digital, con lo cual el cliente tiene la opción de no ir a una sucursal.
  1. El plazo para la emisión de un certificado de liquidación solicitado por un cliente es de 5 días hábiles bancarios.
  2. La carta Oferta de Portabilidad tiene una validez mínima de 7 días hábiles bancarios. En dicha oferta se especificarán los plazos para suscribir los respectivos contratos.
  3. Una vez firmados los contratos respectivos:
  1. Las líneas de crédito o productos que tengan líneas de crédito quedarán disponibles para el cliente al día hábil bancario siguiente.
  2. Los pagos desde el nuevo proveedor al proveedor inicial ocurrirán dentro de los 6 días hábiles bancarios siguientes a la firma del contrato respectivo.
  3. En caso de que la oferta de portabilidad incluya la contratación de una cuenta corriente o cuenta vista y el cierre de una cuenta del mismo tipo, el nuevo proveedor deberá cumplir el mandato de término respecto de dicha cuenta dentro del plazo de 5 días hábiles bancarios contado desde la firma del nuevo contrato.
  4. En caso de que las cuentas o líneas de crédito asociadas a ellas hubieren sido bloqueadas de conformidad, el plazo para cumplir el mandato de término será de 6 días hábiles bancarios contado desde la celebración del nuevo contrato.
  4. Una vez realizado los pagos al proveedor inicial el nuevo proveedor deja constancia de una                    subrogación especial dentro de los 30 días hábiles bancarios desde el respectivo pago.
En caso de que la institución financiera del cliente no envíe los certificados en los plazos y formas correspondientes, la nueva institución financiera que ha solicitado la documentación debe informar dicha situación al cliente dentro de cinco días hábiles bancarios desde el incumplimiento. Y, en paralelo, debe informar al Servicio Nacional del Consumidor a más tardar dentro de los cinco primeros días del mes siguiente al incumplimiento. 
El principal resguardo que debe tomar el cliente es que los productos ofrecidos en una oferta de portabilidad sean satisfactorios para sus necesidades. Para lo anterior es clave que el cliente se informe sobre las opciones disponibles en el mercado, comparare y evalúe, junto con considerar su situación financiera actual y así tomar la mejor decisión posible.

ABIF_secciones3

Las entidades que pueden portar son los bancos, compañías de seguros, cooperativas de ahorro y crédito, cajas de compensación, emisores de tarjetas de casas comerciales o cualquier otra institución colocadora de fondos por medio de operaciones de crédito de dinero de manera masiva. 
Sí, se puede solicitar portabilidad entre distintos tipos de proveedores financieros.

ABIF_secciones4

No, los proveedores financieros no tienen la obligación de hacer ofertas de portabilidad. Dichos proveedores realizarán ofertas a aquellos clientes que cumplan con los requerimientos propios de cada institución. 
La Oferta de Portabilidad Financiera debe contener información general donde se individualiza al cliente y se especifican los datos de contacto; una tabla general con los productos o servicios nuevos y vigentes que quiere cerrar y portar, e información comparada por producto o servicio financiero.
Además de emitir el certificado de liquidación para el proceso de portabilidad financiera, y de emitir tantos certificados de actualización de deuda que le sean requeridos por el nuevo proveedor, una vez terminado o cerrado el respectivo producto o servicio financiero, el proveedor inicial debe comunicar al cliente dicha situación, incluyendo el término de productos asociados o de mandatos de pago automático, dentro del plazo de cinco días hábiles bancarios contado desde el cierre efectivo del producto o servicio financiero.